Hace ya un año que te abandonaste en alguna ola

surcando la espuma en silencio y calladamente

dejándonos el susurro de una esperanza

y el dolor cautivo encerrado en una caracola.

 

Debes saber que te seguimos añorando

y que echamos de menos tu socarrona sonrisa

porque en tu mirada siempre estaba una esperanza

y  tu corazón solamente alegrías derrochaba.

 

Hace un año si, pero parece que fue ayer todavía,

cuando te abandonaste el sueño de una playa

enmarcando tu generosa y entrañable sonrisa

y solamente nos dejaste este dolor en el alma.

 

Desde aquí seguimos a tu lado, como tú al nuestro,

y nunca dejaremos que del todo te vayas

pero también esperamos de ti, como siempre esperamos,

que vigiles nuestras vidas y ampares nuestras miradas.

 

Cuídate mucho mi entrañable y viejo amigo

y vigila nuestras vidas, aunque sea con desgana;

nosotros cantaremos algún antiguo poema

a la vera de una ola, en tu misma y añorada playa.

 

Desde aquí, desde este rincón en calma

te dejo un poema, una rosa, una sonrisa

y el beso de una rubia que todavía te ama;

un deseo dibujado en una estrella

y un abrazo desde el fondo de mi alma

© Jose (Nuberu)

 
 

 

 

 

 

 

Copyright©2005-2015 Gloria CP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.

 

hit counter joomla